La mente por sobre las armas: La opinión de Ayn Rand sobre el control de armas

Clube Farroupilha é eleito o Grupo do Mês em Julho
September 7, 2017
Africa: August 2017 Update
September 9, 2017

 

Natalie Bao Tram Le

Artículo traducido al español por Fernando Moreno

Artículo publicado originalmente el 15 de enero del 2016
♦♦♦

CNN albergó recientemente el primer debate de las primarias del Partido Demócrata de Estados Unidos, y el control de armas fue uno de los temas más disputados de la velada. Teniendo aún frescos en la memoria los casos de Aurora, Sandy Hook, Charleston, y recientemente Umpqua, Oregon, el enfoque está en qué se puede hacer para proteger a los ciudadanos de los tiroteos masivos. Y como una libertaria que vive en Charleston, donde ocurrió uno de los tiroteos, yo misma estoy indecisa cuando se trata de controles de armas.

   Para ayudar a resolver esto, acudí a una heroína personal, alguien que fue defensora de la libertad, los derechos individuales, y la razón. Ayn Rand, la escritora y filósofa que escribió El Manantial, La Rebelión de Atlas, y muchas otras obras, tenía una perspectiva singular sobre este asunto.

   Rand hizo una distinción entre las leyes (limitaciones necesarias y apropiadas para una sociedad justa) y las regulaciones (reglas no-objetivas que infringen los derechos individuales). Ella creía que nuestros derechos individuales no debían ser obstaculizados por regulaciones impuestas por el gobierno, pero que las leyes (siempre que fuesen formuladas apropiadamente) eran necesarias para proteger los derechos individuales, definiendo al crimen dentro de la sociedad y disponiendo un castigo justo en respuesta. El gobierno existe únicamente para hacer cumplir dichas leyes y administrar los castigos a quienes las violan.

   Infiriendo sobre estos principios, Rand brindó su opinión sobre el control de armas en 1971. En una entrevista en el Ford Hall Forum, Rand argumentó que cualquier legislación que prohibiera la propiedad de armas o requiriera que los dueños de éstas las registren, no detendría a los criminales de obtenerlas. En ese mismo foro en 1973, ella enfatizó que los individuos tienen derecho a la autodefensa. Al mismo tiempo, admitió que no sabía lo suficiente sobre el control de armas para emitir una opinión más precisa, y llegó al punto de decir que el asunto no era de importancia primordial en aquel momento. Uno debe considerar, sin embargo, que estas entrevistas ocurrieron hace más de 30 años, cuando los tiempos eran mucho más simples que los actuales.

   No obstante, una cosa que dijo es aún cierta hoy. ¿Qué hizo pensar a la gente que aprobar leyes que restringen el uso de armas podría prevenir que los criminales actúen según sus malas intenciones contra aquellos que no pueden defenderse? Las armas pueden servir toda intención, buena o mala: para asesinar al antojo o para salvar vidas. No son las armas por sí mismas las que determinan nuestra habilidad para mantenernos sanos y salvos, sino las decisiones que tomamos sobre cómo utilizarlas.


Este artículo expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente la de la organización en su totalidad. Students For Liberty está comprometida con facilitar un diálogo amplio por la libertad, representando opiniones diversas. Si eres un estudiante interesado en presentar tu perspectiva en este blog, escríbele a la Editora en Jefe, de EsLibertad, Alejandra González, a [email protected]

Back to Blog