La Agenda 2030 para el Desarrollo: Los ODS y el Objetivo N° 18

 

Miguel Dávalos Llave

Miembro del Equipo de Bloggers de Estudiantes por la Libertad Latinoamérica y Coordinador Local de Estudiantes por la Libertad Bolivia

♦♦♦

La lucha incesante de superación humana trasciende al tiempo, condiciones económicas, estructuras sociales e ideologías. Tiempos de revolución marcaron cambios en los modos de vida y convivencia del ser humano y la naturaleza, donde los anhelos de supervivencia y conquista dirigieron grandes movimientos a lo largo de la historia. Aun cuando los tiempos de imperios, cruzadas, epidemias y conflictos bélicos mundiales hayan aparentemente terminado, hoy en día el ser humano se encuentra ante su peor enemigo, el mismo.

   Es ante esta realidad que los esfuerzos del ser humano buscan consumarse cada vez más y enfrentarse a continuas problemáticas tanto sociales, ambientales, políticas como económicas.

   La conformación de una mejor vida fue el ideal por el cual trabajar a tiempos de encarar el nuevo milenio, con la culminación de los Objetivos del Milenio el año 2015 muchos resultados salieron a luz quedando como común denominador el fortalecer y re orientar esfuerzos más específicos que nos conduzcan a un mundo mejor conservado, habitable y sostenible que se traduzcan en relaciones humanas con mejores índices de desarrollo humano entre otros fines, surgiendo de esta manera los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

   La oportunidad de los ODS como hoja de ruta hacia un desarrollo sostenible es explicada en términos propios al contexto latinoamericano, tal y como menciona Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe “Esta nueva hoja de ruta (ODS) presenta una oportunidad histórica para América Latina y el Caribe, ya que incluye temas altamente prioritarios para la región, como la reducción de la desigualdad en todas sus dimensiones, un crecimiento económico inclusivo con trabajo decente para todos, ciudades sostenibles y cambio climático, entre otros” (CEPAL 2016).

   Teniendo en cuenta que los ODS representan una directriz de desarrollo más específico y estructurado para los tiempos en los que nos encontramos es inherente pensar en que los mismos se encuentren cada vez más articulados y enfocados en la sostenibilidad. Sin embargo, es importante analizar un importante escenario latente, que denota de cierta manera el campo de batalla de los ODS, siendo ante ello inverosímil dar una revisión a los acontecimientos mundiales suscitados en pasada gestión 2017 a más de un año de la oficialización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

   Las connotaciones apuntadas a continuación se enmarcan en eventos que atentan a la vida humana y de nuestro medio ambiente, con el fin de ayudar a analizar la realidad mundial. Los terribles y recurrentes atentados terroristas suscitados en el viejo continente (Londres, Niza, Estocolmo, Paris, Cataluña) duplicándose la cifra de atentados a comparación de los últimos 5 años; atentados de orden ideológico-predominante por luchas raciales en Estados Unidos  (Charlottesville), la continua situación de crisis y emergencia en países del medio oriente (Kabul, Alepo, Damasco, Bagdad), la más que tensa situación y relación entre Estados Unidos y Corea del Norte tentando con aleatorios ensayos nucleares roces de orden bélico trasciende lo mediático a tal punto de incidir en bolsas de valores y relaciones comerciales.

   La basta presencia de corrupción y atentados a los derechos humanos en el gobierno de Maduro en Venezuela sobre pasando discusiones sudamericanas, a tal punto que entes internacionales como Naciones Unidas como la Unión Europea manifestaron su rechazo a las situaciones en dicho país, así como las barreras y castigos comerciales y financieros impuestos por el gobierno de Estados Unidos.

   La lamentable situación venezolana representa un retrato de los crecientes niveles de corrupción en los países latinoamericanos golpeando fuertemente a los partidos socialistas en turno de gobierno, dado es el caso de Bolivia; por otro lado las alteraciones y desequilibrios climáticos, concluyen en crecientes temperaturas que entre otros aspectos se ven traducidos en el aumento de temperatura de los mares que dan lugar a potentes huracanes en relación a años anteriores, siendo así que en el 2017 pudimos presenciar a Irma y Harvey entre otros.

   Una vez presentados los aun recientes Objetivos de Desarrollo Sostenible con una característica propia de integralidad y expuesta la realidad a la que nos enfrentamos en este 2017, queda continuar y profundizar el análisis en torno a esta continua batalla del hombre contra sí mismo en su deseo de conquista y supervivencia, en este caso con una situación en particular.

   Las historias y anécdotas de los primeros trabajadores del IPTK, (una de las primeras ONG bolivianas) cuyas frases citan “Pese a que ya no trabajo en el IPTK, nunca lo he dejado, existe una huella imborrable en todo mi ser, porque ahí pasé los momentos más felices de mi vida y conocí a mi gente” (Cueto 2013)”…..”Más de 30 años de compromiso de profesionales y la formación de unos 200 alumnos cada año…Haber sido parte una pequeña parte de esta historia me llena de satisfacción y me comprometa s seguir aportando con lo que puedo desde el lugar donde me encuentro” (Huls 2013) entre otros testimonios que  concluyen en un movimiento de entrega, cambio y servicio, siendo un ideal de liberación lo que movió e impulsó arduos y sacrificados trabajos alrededor del mundo.

   La búsqueda por mejores condiciones de vida, “Un Instrumento de Liberación” es la característica que muchas personalidades acuerdan a tiempo de citar el trabajo llevado a cabo por esta ONG el Instituto Politécnico Tomás Katari, pero – a fines de análisis – aquello resultó ser un instrumento, un medio para alcanzar un común objetivo, un propósito final, la “Libertad”, de sociedades indígenas/campesinas cuyos derechos humanos se encontraban en el olvido.

   Luchar por la libertad de las personas de aquellas que se encuentran oprimidas e inmersas en la oscuridad que les impide encontrar la felicidad y la plenitud, anhelar por la libertad del prójimo quien cae y tropieza ante los males de este mundo, ante la codicia, la ignorancia, el fanatismo y el odio. Esta búsqueda de liberación va más allá del lugar que ocupemos junto a un presidente de asamblea legislativa, siendo ya sea a su derecha o izquierda (Catenacci 2015). Para el caso de la ONG citada y muchos otros agentes de desarrollo recae la lucha por la liberación de las poblaciones vulnerables que en su momento lucharon contra dictaduras, tiranías, injusticias y desigualdades y que prontamente lucharan consigo mismos en búsqueda de independencia.

   La libertad analizada según Friedman encuentra complementariedad y equilibrio en el desenvolvimiento humano con la igualdad, al ser esta segunda característica entendida como se analizó el rol del IPTK en la liberación de la población ocureña del norte de Potosí-Bolivia , como un instrumento, “Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas”, Milton Friedman

“Los tremendos adelantos económicos y científicos, la relativa emancipación de supersticiones y tiranías, nuestra capacidad para pensar y hablar sin temor acerca de dioses y gobernantes, se debe en mucho a estos héroes y mártires”  (Koehn 2015). “Americans are still paying the price of individual liberty, which is individual responsibility and insecurity” (Wilder 1936) . “Los americanos aún están pagando el precio de la libertad individual, la cual es la responsabilidad e inseguridad individual”. Tanto Glen Koehn como Rose Wilder concuerdan y reflejan esta incesante batalla en búsqueda de la libertad reflejando un común denominador a través de las décadas del deseo humano de búsqueda de libertad. Wilder nos menciona una constante, que será expuesta de mejor manera de la mano de un notable ecónomo austriaco, el precio de la libertad es y siempre será la responsabilidad.

La libertad no solo significa que el individuo tiene la oportunidad y el peso de la elección. También significa que debe soportar las consecuencias de sus actos. Libertad y responsabilidad son inseparables” Friedrich August von Hayek.

   Es aquí que entra el objetivo N° 18 “Forjar sociedades más libres, resguardando las libertades individuales y colectivas”. El objetivo es evitar los desastres y penumbras en la sociedad de las manos de las mismas personas y los desastres naturales donde el hombre también participó. Este objetivo corresponde una continuidad del hombre en busca de conquista de sí mismo, sobrepasando el análisis de la defensa de las libertades aquellas no solamente individuales sino también colectivas. Las poblaciones más vulnerables necesitan apoyo, ayuda y cooperación al desarrollo más nunca necesitarán dependencia, asistencialismo, ni adoctrinamiento, siendo esto último un desafío tanto endógeno como exógeno, trabajable y medible tanto cuantitativamente como cualitativamente,

   Crear un mundo más libre, ese es el objetivo Número 18 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en tanto que la libertad es un ideal que trasciende los paradigmas e ideologías de tanto izquierda como derecha (Estrada 2014). La finalidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es ofrecer a las generaciones futuras un mejor planeta una mejor vida, aquella que sea segura, justa, habitable, pero sobre todo libre.

 También te recomendamos leer: 


Este artículo expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente la de la organización en su totalidad. Students For Liberty está comprometida con facilitar un diálogo amplio por la libertad, representando opiniones diversas. Si eres un estudiante interesado en presentar tu perspectiva en este blog, escríbele a la Editora en Jefe, de EsLibertad, Alejandra González, a [email protected]

Back to Blog

X