Me gustan las Spice Girls, ¿y qué?

 

Jorge Emilio Facio-Lince

Artículo publicado originalmente el 10 de julio del 2015
 ♦♦♦
Drawing on your wealth of experience, you think everyone is designed to follow a precise way. Just because others before have done so, it dmean it is right that everybody should follow the lead blindly. But people are extraordinary in their virtues and vices and you flatten them into mediocrity, applying rules forged in a sterile logic. You call it equilibrium, equality, justice… but you forget, all men are equal only six feet under.
-Matteo Di Gioia, Destrage.

DestrageEl 2014 fue un gran año para el heavy metal. Disqueras como MetalBlade y Nuclear Blast nos dieron verdaderas obras de arte, tanto de bandas con renombre como de bandas que recién comienzan. Uno de esos álbumes me llamó especialmente la atención. Ese álbum lleva el nombre de Are You Kidding Me? No., y lo firma una banda llamada Destrage. Nunca antes había escuchado algo como esto. La música es verdaderamente increíble. La fusión de géneros y estilos en tiempos tan complejos, pero que parecen tan simples y son tan fáciles de digerir, marcaron mi excelente apreciación sobre la calidad de composición que tiene la banda. Pero eso no es todo. Luego de escuchar el disco entero mil veces, me concentré en las letras. Destrage es una banda italiana, así que por el acento muy marcado de sus integrantes se me hizo difícil entenderlos al principio, pero una vez que logré descifrar lo que decían, me llevé una increíble sorpresa: Destrage es una banda muy libertaria.

   El disco comienza con una canción muy catchy llamada “Destroy. Create. Transform. Sublimate.”, un verdadero rock anthem a amar lo que haces sin importar qué digan los demás. La letra apela mucho a destacarse como individuo, no siguiendo a la manada. Armoniosamente cantan:

You think you learned the rules, but instead you just narrowed your views. Learn on your skin, not from those books. Fail as much as you can. Try again, don’t be afraid. Fail as much as you can. Who the f*ck cares in the end?
Destroy, create, transform, sublimate
Take the risk. Pack your sh*t and go,
or obey, emulate, conform, duplicate
if you’d rather stay and watch.

   A esa canción la sigue la que considero es la mejor canción del disco. Una obra maestra del crossover metal. “Purania” es todo lo que un libertario adolescente podría desear en una canción. ¿Y cómo no?, la letra es extremadamente certera definiendo el pensamiento libertario de los gustos personales. A todo pulmón cantan:

Don’t call me stupid. Don’t take me seriously.
No one can tell you how your taste should be.
I can be serious. Yes, more than serious.
Swallow no pills and sing with me.

I like spice girls, so what? So what?
Am I an incoherent man? So what?
Purity ain’t the answer to anything.

I like fat girls, so what? I don’t wear shoes, so what?
I dig couchsurfing and golf. I like to say, “so what”!
Stop thinking that you can’t. There’s so much more to enjoy.
In your “purity” there’s no point.

In the end, life is only a matter of habits.
The problem is to get habited to this idea.
Don’t be trapped in foolish tricks.
Close your eyes, enjoy the meal.
Only then you can spit your judgement.

   El punto es claro: cada quién tiene sus propios gustos y nadie tiene el derecho a reclamar eso. Como dice el dicho “en gustos y colores no opinan los doctores”.

   La tercera canción es la más divertida, en mi opinión. El video es muy cómico y creativo. Esta canción va por el nombre de “My Green Neighbour”. En la letra se critica muchísimo a una sociedad que pretende ser políticamente correcta y que reclama esos “derechos”, pero que en verdad es todo lo contrario. Personalmente, lo tomo como una burla a muchos de los argumentos de los que se llaman a sí mismos izquierdistas, que muchas veces exigen respeto para ellos pero nunca se lo dan a los demás. Se hacen pasar por muy civilizados, pero las pruebas muestran lo contrario. La canción hace referencia a ese comportamiento comparándolo con el de zombies. El coro va así:

We are no savage. We no pay. To see gladiators kill.
We are more human than that. We are different.
We! Shoot zombies in the face! Shoot zombies in the face!

   El resto de canciones hasta la novena son muy buenas, pero la temática cambia de la política hacia temas personales del autor. Musicalmente, son muy recomendables. Líricamente, no son ni mucho ni poco. Al llegar a la novena canción, nombrada “–(Obedience)”, se regresa a temas más políticos y sociales. Esta canción hace referencia a la verdadera rebeldía (o anarquía), exclamando fuertemente que no es sinónimo de caos. En una línea cantan:

A true rebel don’t need to talk the talk, or give a sh*t about anyone’s thoughts.
A rebel is rebel. He just walks his walk. Rebellion is a form of obedience.

   Para Destrage, el verdadero rebelde es aquel que sigue su propio camino, sin andarle diciendo a todo el mundo lo “bien” que se siente ser anti-todo, reclamando y quejándose por todo. Ser rebelde es simplemente cuestionar lo establecido, explorar nuevos caminos y descubrirse a uno mismo mientras vive la vida. Para las personas pretensiosas y que dicen ser rebeldes, pero que acaban haciendo lo mismo (¿socialistas, quizá?), la banda les dedica una línea:

You wanna take the wheel and drive us through the change,
but you’re just a passenger, sitting in the back of the bus.

Are You Kidding Me? No es el tercer álbum de Destrage

Are You Kidding Me? No. es el tercer álbum de Destrage.

   El álbum acaba con lo que en inglés se conoce como el title track, es decir, la canción que lleva el mismo nombre que el álbum. Musicalmente, es una canción excelente para cerrar el disco. El solo de trompeta y los interludios de guitarra son geniales. Y, otra vez, la letra toca temas libertarios. Con un lenguaje un poco más explícito, la banda critica a esas personas que no dejan a otras expresarse libremente, llegando hasta censuras sin sentido y demandas innecesarias. La canción es altamente recomendable para aquellos que disfruten de una buena combinación de escalas y tiempos musicales.

   El surgimiento de bandas tan buenas y centradas en una filosofía más racional como Destrage, está logrando que las ideas de libertad lleguen a mentes frescas. La música, y el arte en general, son transportes increíbles para los principios libertarios. Gracias a Destrage, podemos casi asegurar una nueva ola de fans con ideas distintas que pueden llegar a mucha más gente. Me atrevo a decir que todo libertario fanático del heavy metal, tiene que hacer hueco en su playlist para Are You Kidding Me? No. Sinceramente, es un álbum fenomenal.

 También te recomendamos leer: 


Este artículo expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente la de la organización en su totalidad. Students For Liberty está comprometida con facilitar un diálogo amplio por la libertad, representando opiniones diversas. Si eres un estudiante interesado en presentar tu perspectiva en este blog, escríbele a la Editora en Jefe, de EsLibertad, Alejandra González, a [email protected]

Back to Blog

X