Sobre el Estado de Bienestar

Sobre el Estado de Bienestar


El Estado de bienestar  de providencia, protector y  social es el modelo de reorganización social económico y político que consiste en proveer equitativamente diferentes recursos a cada uno de sus habitantes, garantizando alimento, trabajo, viviendas y sanidad.


Massiel Mendieta

Coordinadora Local de EsLibertad Bolivia


Considerando que mediante  impuestos extraídos de la población solventa supuestos derechos “le quitaba a los ricos para darle a los pobres”. Surgiendo con la caída del feudalismo y con la aparición de las economías capitalistas pero se termina de consolidar tras la gran depresión (1929) posterior a la  Segunda Guerra Mundial (1945).

Con el nacimiento histórico,  íntimamente ligado con la figura de Otto Von Bismarck  en Alemania. Posteriormente a reclamos de los obreros del partido social democrático alemán, propone el seguro social. Surgiendo el tipo de política social inclusiva (seguro de enfermedad, trabajo y jubilación).

Teniendo como característica la estimulación  del consumo interno como la producción de puestos de trabajo,  de este modo, elevando el poder adquisitivo de la población y así desarrollando la economía. Con prestaciones públicas garantizando el ingreso mínimo para cada uno de los individuos de la población como  derecho de cada habitante y deber estatal. De tal manera garantizando el subsidio económico para cada, de allí denominado como estado de la igualdad, sumado con porcentajes de recaudación en inversión de las áreas culturales y educativas.

Existen aquellos que sostienen que, de este modo, se controla la ideología dominante aunque  depende de la intervención que realice el estado en estas áreas. Intentando donaciones entre los sindicatos y las empresas, siendo un agente regulador de tales. Con la supuesta presencia  del Estado consiguiendo el logro de un acuerdo que favorezca a las partes intervinientes.

Con la expansión económica determinado por la demanda de servicios o bienes por parte de los compradores (consumidores), inversores y estado. Interviniendo en las políticas económicas para la rapidez, eficacia y la movilidad de la economía.  Sostenido en la teoría de que el empleo es la base de la economía: a mayor cantidad de empleo mayor cantidad de resultados óptimos en consecuencia mayores puestos de trabajo. También procesos de redistribución considerados como populistas.

Resulta  casi imposible articular la  defensa de ética sólida en estos tipos. Sin embargo los Estados de Bienestar actuales no se limitan a esto (no mucha gente en Occidente es absolutamente de escasos recursos  ni tampoco todos son completamente irresponsables de su situación).

No tendría sentido ayudar a toda la población del mundo cobrando un sinfín de impuestos, ya que aun siendo partidario de la redistribución estatal  concentrar la ayuda repercutirá en dependencia permanente.

La supuesta redistribución universal de estos conllevan los incentivos que han sido categorizados como  perversos entre muchos receptores, desincentiva a las personas a trabajar, producir, ahorrar y  lograr la seguridad de la independencia. Actuando negativamente para que la población. Dado que se sobrevaloran políticas buenistas pero ineficaces por pura señalización propagandística, generando la conformidad y pasividad de la sociedad con intenciones de bienestar no factibles, o poco duraderas.


Esta publicación representa únicamente las opiniones  del autor y no necesariamente la posición de Students For Liberty Inc.  En el Blog de Estudiantes por la Libertad abogamos por el respeto a la libertad de expresión y el debate de las ideas.

Back to Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X