Gestiones del populismo: ayudas sociales y su falsa solución a la pobreza

Gestiones del populismo: ayudas sociales y su falsa solución a la pobreza


Todo gobierno Populista tiene la necesidad de crear ayudas sociales para ganar votos a través de otorgamiento de favores a los ciudadanos pagados con dinero público y estos a su vez al populista le favorecen en una elección para poder mantenerse en el poder y por supuesto que nadie se pregunta ¿de dónde salió el dinero para cubrir la cuantiosa obra de generosidad con el pueblo?


Daniela Aguilar Galindo


‘’Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida’’.

Proverbio Chino.

Cuando en un país se valora más el pan que la libertad es muy fácil prometer la salvación de los pobres a través de ayudas sociales, subsidios o programas sociales las cuales son incentivos a la pobreza y un método para conseguir votos sin tener que resolver la problemática desde raíz.

Este tipo de programas que promete el líder amoroso y bondadoso al pueblo tienen un fin, someter a las personas para crear clientela dependiente de ayudas gubernamentales, exterminio de libertad económica lo que implica la anulación del derecho de cada individuo a gozar el fruto de su trabajo.

A pesar de todo esto el funcionamiento de los programas sociales está muy lejos de ser bondadosos. No es nuevo que Gobierno se presente como un ente compasivo, bondadoso, generoso que está creando un programa social para facilitar el acceso a alimentos, vivienda, educación bajo el argumento de que son ‘’gratuitos’’.  El atractivo principal de estos programas siempre es el mismo: No tienes que trabajar para recibir estos beneficios.

Después de que el individuo se beneficia del programa social, comienza el problema a invadir cultural y mentalmente a la población, nace un razonamiento para mantener el populismo. Para estos grupos ya ha quedado algo muy claro: ‘’ Somos pobres por culpa de los abusos del gobierno, todas mis desgracias son gracias a ellos y no voy a esforzarme por salir adelante, total el gobierno me da todo los que necesito para estar bien sin necesidad de trabajar’’. A partir de esa mentalidad que se ha anclado a la población nace la visión del ESTADO PROVEEDOR y con ella LA ETERNA DEPENDENCIA ECONÓMICA.

Todo gobierno Populista tiene la necesidad de crear estas ayudas sociales para ganar votos a través de otorgamiento de favores a los ciudadanos pagados con dinero público y estos a su vez al populista le favorecen en una elección para poder mantenerse en el poder y por supuesto que nadie se pregunta ¿de dónde salió el dinero para cubrir la cuantiosa obra de generosidad con el pueblo?

Esto da como resultado una economía desastrosa al tener que soportar el exceso de gasto, la inflación aumenta y con ella los productos, los servicios básicos se vuelven débiles. La iniciativa privada se ve obligada a mantener a terceros, obligada a pagar más para mantenerse en el mercado. El sector trabajador que es el que consolida la economía se ve obligado a detener su desarrollo y obtener penalizaciones por su trabajo a través de un aumento de impuestos excesivos.

Las ayudas sociales generan sociedades pobres, pobres que jamás dejarán de ser pobres.


Esta publicación representa únicamente las opiniones  del autor y no necesariamente la posición de Students For Liberty Inc.  En el Blog de Estudiantes por la Libertad abogamos por el respeto a la libertad de expresión y el debate de las ideas.

Back to Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X