El mejor aliado para el medioambiente: El liberalismo

El mejor aliado para el medioambiente: El liberalismo


Quienes abogamos por un sistema de libre comercio estamos de acuerdo con la creación de nuevas fuentes de empleo, con la inclusión de personas en condiciones desfavorables en el mercado, la generación de riqueza y al mismo tiempo con el uso adecuado de los recursos naturales.


Daniela Araque

Coordinadora Local en EsLibertad Argentina

 


Probablemente al leer el título muchos se asombran, en primer lugar por la visión peyorativa que se ha formado respecto al liberalismo, y en segundo porque los temas de medioambiente han sido acaparados por corrientes asociadas a la izquierda, sin embargo, en este artículo explicaremos cómo el liberalismo ha dado mayores soluciones a los problemas medioambientales.

Para empezar, por liberalismo entendemos un sistema en el cual se respetan la vida, la propiedad y la libertad de ciudadanos que gozan de igualdad jurídica, en donde los intercambios son voluntarios, se permite la libre creación de empresas, y en donde el Estado se encuentra limitado.

Basta ver el grado de contaminación de la URSS, de la China Comunista y actualmente la destrucción en el Amazonas venezolano por parte de empresas chinas para comprender que ese no es el camino. Entonces, ustedes se preguntarán ¿cómo es posible que el liberalismo pueda ser aliado del medio ambiente?, ejemplos un poco simples son la creación del pendrive que permite reducir el uso de papel, la capacidad de los ciudadanos de países con mayor libertad económica de poder dedicarse a desarrollar energía sustentable, entre otras.

Pero los beneficios del libre mercado no quedan ahí, sino que también influyen en la creación de empresas B, las cuales tienen entre sus objetivos construir ecosistemas favorables. En Colombia, encontramos CafeXport. En Chile Andes Mountain Water y B Ambiental, la primera además de preocuparse por el reciclaje emplea a personas en situación de vulnerabilidad, mientras que la segunda brinda asesorías y capacitaciones sobre temas ambientales. Y En Argentina, Amagi, interesada por el desarrollo humano, esta empresa realiza consultoría y formación sobre estrategias de sostenibilidad.

Estos avances son muy importantes, sin embargo no debemos olvidar que desde hace varios años en Chubut existe una problemática respecto a la megaminería, como todos sabemos es una provincia con muchos minerales y, en zonas como la meseta, con mucha pobreza. Por un lado, hay personas que apoyan este proyecto pensando que eso podría solucionar sus problemas económicos. Sin embargo, hay quienes al ver los efectos negativos que provocaría esta iniciativa, se rehúsan a permitir dichas actividades.

La megaminería o minería a cielo abierto implica el uso de cianuro, ácido sulfúrico, entre otros químicos que podrían contaminar el agua de importantes cauces como el Río Chubut, el vapor y los gases contaminaría el aire, generaría cambios en la flora y la fauna como la extinción de ciertas especies, emisión de rayos gamma, intoxicación, envenenamiento por cianuro, y provocará daños en la superficie de la tierra.

El proceso de extracción de oro, por ejemplo implica, el uso de dinamita, rociar litros de agua con cianuro, carbón para separar el oro del cianuro. En Los Adobes quedaron 145.000 toneladas de colas de uranio.

Las empresas mineras podrían cumplir con un reglamento sustentable, como el que se aplica en Canadá, Australia y Estados Unidos, sin embargo, en países en vía de desarrollo, ya sea por el soborno a funcionarios públicos para licitar un proyecto, por la incompetencia, por la falta de movilización e información de sus ciudadanos respecto a estos temas, entre otros, no se ha logrado establecer un conjunto de normas a cumplir por parte de estas empresas.

Obviamente quienes abogamos por un sistema de libre comercio estamos de acuerdo con la creación de nuevas fuentes de empleo, con la inclusión de personas en condiciones desfavorables en el mercado, la generación de riqueza y al mismo tiempo con el uso adecuado de los recursos naturales.

De acuerdo con lo anterior, el economista Adrián Ravier, opina que la extracción de recursos minerales genera prosperidad en las zonas donde se lleve a cabo este proceso, sin embargo debe ir acompañado de políticas de sustentabilidad, una legislación en la cual se apliquen normas de seguridad para esta actividad, transparencia sobre las licitaciones y un marco jurídico acorde para garantizar tanto los derechos de los habitantes como de los inversores. De este modo sería una minería dirigida y no una megaminería destructiva.

Además, otros autores liberales como José Ramon Arevalo, Miguel Anxo Bastos, Vanesa Vallejo, entre otros, han manifestado su apoyo al medioambiente, demostrando que no existe una incompatibilidad entre las propuestas pro mercado y la preservación de nuestro ecosistema. Es por esta razón que cada dia se hace más importante la formación de jóvenes en estos temas para que aportemos soluciones sobre cómo aprovechar los recursos naturales de una manera más productiva y sin generar problemas a largo plazo.


Esta publicación representa únicamente las opiniones  del autor y no necesariamente la posición de Students For Liberty Inc.  En el Blog de Estudiantes por la Libertad abogamos por el respeto a la libertad de expresión y el debate de las ideas.

Back to Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X