Holocausto del siglo XXI

Holocausto del siglo XXI


La OEA estima la salida del 25% de la población Venezolana para el cierre del año 2019, el éxodo masivo producto de acciones sistemáticas para destruir la economía y principalmente la dignidad de los venezolanos hasta el punto de llegar a corromper sus principios para sobrevivir en un país que asfixia; las cárceles se han convertido en campos de concentración de aquellos que desean y expresan su deseo de libertad.

Como estudiante expresarse y ser escuchado es realmente difícil, por no decir que imposible, querer soñar más allá de lo que eres, en un futuro más libre, es destruido por un Estado criminal que de alguna u otra forma está dispuesto a eliminarte si quieres expresarte en contra de sus medidas, , ya sea silenciandote bajo amenazas o persecución, obligándote a huir hasta caminando sin rumbo arriesgando tu vida, o simplemente sin hacer nada ya que eventualmente la crisis del país terminará matándote


Jose David Rosas

Voluntario de EsLibertad Venezuela, Estudiante de Arquitectura.


El socialismo del siglo XXI solamente se convirtió en “El Holocausto del siglo XXI” es sólo una de las tantas muestras del experimento socialista y sus planes totalitarios de destruir libertades, llegan con ideas populistas al poder y terminan por acabar poblaciones, todo en nombre del “Pueblo” y otorgado por el poder del pueblo, tomando la democracia como al excusa para llevar a ciudadanos a la decadencia moral.

 Viví en Maracaibo una ciudad de luces la segunda más grande del país , que hoy vive apagada y dormida, el socialismo hizo lo que mejor ha sabido hacer, convertir las necesidades en lujos.

¿Las 7 plagas de Egipto le cayeron a Venezuela? Al contrario solo solo se abrió una caja de Pandora de ideas y resentimiento de venezolanos que no lograron un éxito en sus vidas, que creen que sus derechos están por encima de otros, que su egoísmo irracional construyó la destrucción de un país, al punto de someter a torturas a ciudadanos y políticos que desean un cambio.

Carlos Rangel decía: Venezuela es un país factible para que cualquier dictador llegue al poder, en Venezuela nunca existió una igualdad ante la ley y eso tarde o temprano nos pasó factura.

Lo gratis nos cobró la renta, el país nunca tocará fondo, siempre se podrá estár peor, así como siempre habrá una solución real que comienza no solo por la salida de un régimen sino también con una batalla de las ideas a favor de la libertad plena de un sociedad que vive en conflicto. El resurgimiento de las ideas de la libertad a pesar de la represión ha tomado auge, la ciudadanía no debe repetir la misma fórmula que nos ha cobrado la renta en sangre recorriendo las calles del país.

El  Estatismo, centralismo, mesianismo, militarismo, colectivismo, no se pueden repetir, la solución está en continuar dando la batalla más importante, la de las ideas, la que hace nuestro accionar diario, la batalla que hará que exista un cambio de modelo.

 La solución vendrá en forma de un futuro más libre y de igualdad ante la ley, garantizando las libertades y eliminando lo mayor posible la presencia del estado en la vida de los venezolanos.

Para el resurgimiento ético, moral e individual, necesitaremos la defensa de todas las libertades; de la económica que nos permitirá llegar al desarrollo y la individual que nos otorgará un resurgimiento ético y moral, un resurgimiento de una población dispuesta a trabajar, a innovar, a emprender a crear un país rico de verdad.

La solución está en las ideas de una libertad plena, un futuro más libre, conjunto a una responsabilidad individual, tomando ejemplo de lo que llevó a países como Chile, Alemania, a introducir reformas para otorgar libertad y reducir la pobreza. Por eso hoy Chile, uno de los países con más migración de venezolanos pasó a ser el país latino más rico en la región, más libre y con mayor capacidad de desarrollo humano.

Cómo liberales no nos podemos rendir, ni renunciar por un cambio real, que va más allá que salida de un régimen del poder, va por el cambio de una sociedad diezmada y herida de gravedad, a un ciudadanía capaz de salir adelante, donde la libertad sea el bastión del talento, el trabajo y el emprendimiento de muchos venezolanos que solo desean salir adelante, la esperanza nunca estará perdida si estamos dispuestos a dar y defender las batallas de las ideas.


Esta publicación representa únicamente las opiniones  del autor y no necesariamente la posición de Students For Liberty Inc.  En el Blog de Estudiantes por la Libertad abogamos por el respeto a la libertad de expresión y el debate de las ideas.

Back to Blog

X