Ser liberal en un mundo de totalitarios.

Ser liberal en un mundo de totalitarios.


El liberalismo como movimiento político y social se basa en el respecto por los derecho individuales, y como doctrina economica ha logrado el mayor bienestar, sin embargo continuamente es amenazado por quienes abogan el control total del Estado en la vida de los individuos. 


Daniela Araque

Coordinadora Senior de Estudiantes por la Libertad. Estudiante de Ciencia Política.


El liberalismo, como movimiento político surge en Inglaterra, tuvo su momento clave durante la Revolución Gloriosa cuando los parlamentarios tomaron el control y depusieron a un Rey que amenazaba sus derechos.

Fueron las ideas liberales las que dieron origen a la constitución de los Estados Unidos de América, en la cual se contemplan el derecho a la propiedad privada a participar de un juicio público, se respeta a la libertad de culto y de poseer armas, entre otras. Años después Juan Bautista Alberdi incluyo estos derechos en la constitución Argentina.

Así hasta llegar al siglo pasado, cuando el totalitarismo ensombreció gran parte del mundo, los bolcheviques, los fascistas y los nacionalsocialistas tenían mucho en común, para empezar son profundamente anti liberales, como colectivistas son los principales enemigos de los derechos individuales (vida, propiedad y libertad), tienen la creencia de que el Estado debe dirigir la vida de los ciudadanos, que el mercado debe estar intervenido y por tanto los intercambios han de ser de forma violenta.

Estos colectivistas han sido responsables del holocausto, del holodomor, de la gran hambruna en China, y llevado a la extrema pobreza a Camboya, Hungría, Cuba y más recientemente la crisis en Venezuela.

Sin embargo, los medios de comunicación, los seudo intelectuales del sistema educativo y la élite política nos acusa de fachos a personas que hemos defendido la igualdad ante la ley, la abolición de privilegios, nuevas formas de educación que se adapten al mundo en constante cambio en el que vivimos, personas que creemos en la beneficencia privada, que queremos lograr una mayor prosperidad mediante la creación de empleo y con ella seguir creando riqueza. ¿Es en serio? Bueno, ya Churchill lo dijo: “los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas”.

Ahora, grupos de jóvenes que dicen tener “conciencia de clases”, pretendiendo cambiar el sistema hacen exactamente lo que el sistema les dice que hagan ¿contra quienes se rebelan? ¿los medios de comunicación? no, son cada día más tolerantes con los intolerantes, ¿contra sus profesores? ¡por favor, si todos leen a Marx! y oponerse a eso es ser condenado de hereje en las universidades, ¿contra el gobierno? al menos en sudamérica no existe ningún gobierno liberal, por el momento.

La tarea de los liberales, va más allá de explicar porque el cálculo económico en el socialismo es imposible, o la curva de oferta y demanda, tenemos que explicarle a las personas que lo injusto que es apropiarse del esfuerzo de otro, lo inmoral que resulta vivir a expensas de los demás, y lo ilógico que es pensar que algo es gratis cuando continuamente nos suben los impuestos, y además debemos defendernos de todos los calificativos que nos han dado a lo largo de los años.

A pesar de las amenazas no tengamos miedo de decirlo: Somos liberales. Defendemos el respeto por nuestra vida y por la del otro, el intercambio voluntario, no construimos muros como los bolcheviques, no es precisamente en los países más liberales donde la gente escapa en balsas, tampoco cerramos fronteras ni negamos pasaportes como si lo hacen los socialistas en Venezuela, por el contrario, creemos en la diversidad cultural, los emprendimientos, no somos pro monopolios, somos pro personas.

El liberalismo es la clave si queremos un mundo que siga hacia el futuro, hacia la innovación, para seguir aumentando nuestra expectativa de vida, las actuales condiciones en las que vivimos,, garantizar los derechos fundamentales, y oponernos a los colectivistas que buscan esclavizarnos.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

Back to Blog

X