El ecologismo de libre mercado

El ecologismo de libre mercado


En las últimas semanas, el debate en torno a la situación medioambiental ha generado un gran revuelo en redes sociales. La activista sueca de 16 años, Greta Thunberg, ha levantado una ola de críticas tanto positivas como negativas motivadas por la serie de actos que la han llevado hasta el 74 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde emitió un discurso contundente hacia los líderes mundiales que se encontraban allí reunidos.


César Augusto Báez

Coordinador Local de EsLibertad Venezuela

Estudiante de Derecho de la UCAT


¿Ha sido el ecologismo efectivo en transmitir su llamada a la acción?

Recordamos que en 1992 una joven Severn Cullis-Suzuki se proclamaba con un espíritu similar en la Cumbre de Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro, y pareciera que el problema aún no se hubiese tratado debidamente. Los canales siguen siendo los mismos, dependientes de un presupuesto público que sufragamos todos los ciudadanos, y pareciera que la iniciativa privada es tan insignificante que no merece ni ser tomada en cuenta. Hemos cedido nuestra libertad para actuar con respecto a nuestro planeta, y deberíamos tomarla de vuelta.

Una premisa de la cual podríamos partir para aclarar este asunto es que “un político nunca paga sus errores, un empresario sí”, y no puede estar más claramente ilustrado el principio por el cual es nuestro deber revisar las acciones que toman los gobiernos con respecto a los asuntos que nos perjudican a todos por igual. Si un político toma una medida sanitaria que cause más perjuicios que beneficios, la única manera de castigarlo es a través del sufragio, si es que aspira volver a ser elegido o mantenerse en el cargo. Por otro lado, si un empresario toma una mala decisión gerencial, su empresa experimentará reveses, normalmente pérdidas, y éste deberá hacerse individualmente responsable por su acción.

Desde esta óptica, es el individuo quien debería tomar parte activa en la resolución de los problemas públicos, pues su papel es fundamental en guiar esfuerzos en satisfacer necesidades, dentro de las cuales, claramente, se encuentra la conservación del medio ambiente. Esto nos interesa, porque a mayor contaminación, menos posibilidades de actuar tenemos, ya que un individuo en medio de una ciudad contaminada por nubes de carbono es claramente menos libre que otro que se encuentre rodeado de aire natural.

Planteado esto, pasamos a preguntarnos: ¿Han sido los gobiernos diligentes en tratar la cuestión medioambiental? ¿Son las soluciones gubernamentales las mejores para combatir el problema? ¿Cuál es el papel del individuo en la cuestión medioambiental? ¿Cómo podría el libre mercado proteger el medio ambiente prescindiendo de la actividad pública? ¿Serían más eficaces las soluciones privadas a los problemas públicos?

Si quieres saber más, escribe un correo a [email protected]


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

Back to Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X