El pacifista dictatorial

El pacifista dictatorial


Adolfo Perez Esquivel. Premio Nobel de la paz en 1980. Preso durante la última dictadura militar argentina. Pacifista. ¿Es pacifista? Niega el grado dictatorial de Nicolás Maduro, acusa al “imperialismo” del desastre económico del socialismo chavista y persigue a la opinión diversa en Argentina bajo la Comisión Provincial de la Memoria. La perversión de los derechos humanos.


Brian Frojmowicz

Coordinador Eslibertad, estudiante de Ciencias Políticas de Universidad del CEMA. 


Durante las últimas décadas hubo una apropiación del concepto de los “derechos humanos”. Hay una pre-condición existencial, a priori del accionar político, contradictorio en sí mismo, que se plantea en el juego de la academia en latinoamérica: quien es derecho humanista debe ser de izquierda

 Quien defiende las libertades individuales( realmente democráticas), el grado liberal del concepto “democracia liberal”, la autonomía del colectivo denominado como conjunto de ciudadanos independientes que eligen y regulan al gobierno( y no estableciendo el absurdo concepto de pueblo) y prefiere el sistema capitalista es acusado de fascista, asesino, gorila, nazi, imperialista, egoísta, antidemocrático… Quién defiende la violencia como vía legítima de conseguir el poder o establece una forma de democracia iliberal y autoritaria( llámese populismo), es loado como defensor de la democracia.

En Argentina, quien busca terminar con la reivindicación de la violencia setentista del terrorismo marxista y peronista( sin negar la tragedia y experimento nefasto de la dictadura militar), termina siendo el facho, pro teoría de los dos demonios, defensor de Videla y demases. Aquellos que hablan con gloria y emoción de la lucha armada, alaban el asesinato de niños, militares conscriptos de 18 años, jueces, empresarios, son héroes y luchadores por la libertad. Tenemos una grave equivocación de conceptualización, de paradigmas.

El señor Pérez Esquivel, ídolo de aquellos en Argentina que poseen la hegemonía de la defensa de la libertad, es un señor que ha desprestigiado su premio Nobel, dado que lo menos que ha hecho durante estos tiempos ha sido promover la paz y la democracia universal. Hay cuestiones claras, innegociables, inherente al hecho de “ser” o “no ser” un demócrata. Aquel que defiende un gobierno represor, autoritario, negador de la más mínima libertad democrática, no puede ser considerado una figura relevante en el diálogo humano.

Cito algunas  de sus frases: “Los muertos son provocados por la oposición a Maduro” y  “La situación de Venezuela está armada desde hace mucho tiempo, no sólo ahora con Maduro, sino desde la época de Hugo Chávez. Esto hay que tenerlo en cuenta. Los periódicos europeos, de Estados Unidos, y de América Latina, están en contra del proceso bolivariano. Porque Estados Unidos no permite que ningún país se salga de su órbita. Así es el caso de Cuba, con más de 50 años de bloqueo” (https://www.revistacitrica.com/ldquolos-muertos-son-provocados-por-la-oposicion-a-madurordquo.html)

En primer lugar, entender al chavismo como una forma de hacer política que es emancipadora en términos de libertades, es un oxímoron contemplando su orígen y sus costumbres gubernamentales. Recordemos el golpe de Estado de Hugo Chávez a un gobierno democrático en Venezuela en el año 1992. Hablemos también de los presos políticos bajo su mandato, los medios cerrados y las estatizaciones masivas. Comparándolo con Argentina, Perón fue parte de dos golpes de Estado( en uno de ellos como líder activo) y era muy cercano al eje y a Mussolini particularmente.

Es como si para el señor Esquivel, las víctimas de la dictadura argentina son “válidas” de tener esa categoría pero los muertos de Venezuela por acción del chavismo son enemigos, son soldados del imperialismo. Probablemente el señor Esquivel debe pensar que la hiperinflación venezolana es producto de los malditos empresarios y de no del exceso de oferta monetaria( y la escasez de demanda por otro lado) que ha destruido el valor de su moneda.

La víctima es víctima. No importa si fue desaparecida para combatir al marxismo o si fue asesinada bajo una bomba de Montoneros. La cuestión del victimario excede. El asesinato no puede ser relativizado. El chavismo que Esquivel aprecia, es un proyecto mesiánico bajo un ideal de sociedad que es solamente alcanzable bajo la coerción.

Pérez Esquivel, dirige un organismo llamado Comisión Provincial por la Memoria, que se ha dedicado en los últimos días( por pedido de un juez de la nación), ha investigar notas periodísticas por presuntos delitos en el marco de una causa cuyo principal objetivo( a título personal) es desacreditar a aquellos periodistas que han investigado la causa de corrupción más grande la Argentina( “los cuadernos”) donde gran parte de los funcionarios del gobierno kirchnerista son acusado de graves delitos( con declaraciones firmadas por parte de aquellos que pagaron coimas).

El titular de la Comisión afirma que están investigando delitos. Sin embargo, investigan las fuentes de los periodistas como si fuese una rareza que sean ocultas. Es una clara persecución a aquellos que investigan al kirchnerismo, movimiento al que el premio nobel adscribe. El mismo movimiento político que buscaba regular la oferta televisiva, impedía voces opositoras en los medios públicos, extorsionaba con la AFIP y quemaba fotos de periodistas en Plaza de Mayo.

Hemos llegado al extremo de la búsqueda del delito en la palabra escrita, en la expresión en los diarios y las radios, en la frase televisada y en la pronunciada en redes. Todavía me acuerdo de aquellos días donde el jefe de gabinete del gobierno admirado por el señor Esquivel, rompía diarios en la cadena nacional. Rechazan la disidencia y promueven la violencia política. Son pacifistas… pacifistas dictatoriales.


Esta publicación expresa únicamente la opinión del autor y no necesariamente representa la posición de Students For Liberty Inc. En el Blog EsLibertad estamos comprometidos con la defensa de la libertad de expresión y la promoción del debate de las ideas. Pueden escribirnos al correo [email protected] para conocer más de esta iniciativa.

Back to Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published.

X